Zapato de novia

La elección de los zapatos de novia no es una de las tareas más sencillas de la boda. Sobre todo si tenemos en cuenta que se tratarán de zapatos completamente nuevos que, si no elegimos correctamente, además de que pueden no combinar con el color del vestido o de los accesorios; puede ocurrir, también, que sean incómodos o no terminen por agradar a la novia. Por ello, siempre debemos de tomarnos nuestro tiempo para elegir el par o los pares de zapatos de novia más cómodos, que mejor combinan y los que más nos agradan.

Las opciones son muchas, y junto con ellas, surgen muchas dudas de cuál es el tipo de zapato que combina con el estilo de la boda… así como lo que puede o no puede ser utilizado de acuerdo con la ceremonia o cómo combinar el vestido de novia con el zapato.

Para facilitar esta elección, vamos a dividir los tipos de calzado en dos categorías generales e ilustrar cuándo cada una de ellos es el más indicada para cada caso.

Zapatos cerrados

Pertenecen a esta categoría los cerrados (de boquilla fina o redondo), peep-toes y zapatos tipo chanel.

Los modelos cerrados son más austeros, clásicos e imponentes. Garantizan también un mayor nivel de formalidad al look.

Los zapatos cerrados piden bodas más formales o tradicionales, o bien, en lugares fríos. En invierno pueden ser usados sin contra-indicaciones, pero en otras estaciones, caen mejor en las bodas de noche y vestidos más clásicos, con encajes y tejidos.

Por su parte, los peep-toes y zapatos de estilo de chanel son comodines, atemporales y combinan con casi todos los estilos de boda, desde los más tradicionales hasta los más modernos, en la hierba o en la playa. Funcionan muy bien en climas más frescos, garantizando calefacción en gran parte de los pies. Pero nada impide ser usados en altas temperaturas, siendo una pieza clave para cualquier novia.

Sandalias o zapatos abiertos

Las sandalias son naturalmente más sensuales y glamurosos que los zapatos cerrados, por dejar más piel a la vista. En las últimas temporadas, regresaron con fuerza y rellenas de adornos, como pedrería, perlas y cristales. Son excelente opción para bodas en el clima tropical, por permitir una mayor respiración de los pies por debajo de varios metros de tela del vestido de novia.

Pueden ser subdivididas en sandalias y sandalia-boots – o sea, sandalias clásicas super abiertos o sandalias más cerradas o en bruto, que se asemejan a un zapato.

Los más tradicionales caen bien con los vestidos fluidos y en bodas de mañana o durante la tarde, con un clima bucólico. Las sandalias más abiertas son la apuesta perfecta para el verano o los días calientes, incluso en bodas nocturnas y llenas de pompa.

Las sandal-boots quedan perfectas en novias en sintonía con la moda y despojadas, con un estilo más de moda, aunque el vestido sea un tanto clásico. Van bien durante el día y la noche, del verano al invierno.

Lo importante, además de adecuar el zapato al estilo del gran día, es darse cuenta de qué tipo se ve mejor en tu pie y genera una mayor comodidad y firmeza en el piso. A partir de ahí, todas las decisiones serán más fáciles. Y el zapato será sólo un protagonista del caminar de la novia hasta el príncipe encantado.

5 errores comunes a la hora de elegir el zapato de novia

No experimentar en la tienda, elegir tonos diferentes y más; descubre cómo evitar los errores comunes al comprar un zapato de novia

Categoría: Accesorios

Se equivocan aquellos que piensan que el zapato de novia no necesita tanta atención porque será poco visto. Principalmente, cuando caminas, te sientas y subes las escaleras.

Sin contar que la novia es la estrella del día y cada detalle del look será observado de cerca por los invitados. Por eso, vale la pena dedicar un tiempo a pensar en el calzado y en cómo armonizarlo con el vestido.

Cómo elegir el zapato de novia perfecto

La elección del zapato de novia está relacionada a varios elementos de la boda. Sin embargo, dos factores son más importantes. Primero, el lugar del evento. Esto porque va a impactar en el estilo de calzado.

El tacón alto es más bello en las iglesias. En el campo, solemos ver zapatos de novia con tacón grueso y más cerrado. En la playa, la novia puede incluso casarse descalza, pero también tenemos mucha búsqueda de joyas de los pies, que pueden venir con el colgante de la estrella de mar o conchas.

El otro detalle que influye en la decisión de cómo elegir el calzado para novia correcto es el vestido. El color, la forma y el estilo son determinantes. No obstante, es necesario que la barra esté perfectamente alineada con el calzado.

Lo ideal es comprar el zapato de novia cerca de tres meses antes de la boda. Un periodo ideal para probar el look.

5 errores que debes evitar

Es necesario recordar que entre la ceremonia y la fiesta se pasarán horas de pie. Por eso, además de un calzado bonito, la comodidad es el punto principal.

A continuación, separamos todo lo que necesitas saber acerca de zapatos para novias, y cómo no cometer errores tontos que pueden causar molestias a lo largo de la ceremonia.

No probarte el par de zapatos

En la euforia de encontrar el zapato de novia perfecto, puede que al final no te pruebes el calzado decentemente en la tienda – y hasta puedes tomar gato por liebre.

Cuando la novia tiene muchas opciones de modelos, comete el error de probarse sólo un pie. Pero nosotros tenemos un pie diferente a la del otro y lo que puede estar cómodo en una, tal vez pueda herir al otro. Por eso, siempre prueba el par.

Otro error está conectado con la comodidad. Algunas de las novias están tan ligadas a la estética del zapato y con el hecho de que tiene que combinar con el vestido que, a menudo, sólo van hasta el espejo y vuelven. Este piso es muy poco para probar el confort. Siempre da una vuelta.

Aquí, también vale la pena revisar: si no sentiste que el zapato de novia es cómodo en la tienda, no lo lleves a casa.

Elegir tejidos equivocados

Cuando se trata de zapatos de boda, los tejidos más tradicionales son los certeros. El raso y encaje o incluso terciopelo y brillo encajan bien con la ocasión. El cuero debe ser evitados; ya que estos zapatos tienen texturas muy audaces para componer la delicadeza de los vestidos de novia.

A la hora de comprar el modelo, vale también asegurarse de que la pedrería y los apoyos combinan a la perfección. Piedras muy grandes, perlas de plástico o de encaje mal aplicadas echan a perder cualquier zapato.

También vale tener cuidado con ofertas de zapatos de novia barato en internet. Algunos zapatos comprados en sitios de importadoras pueden dejar que desear. En la foto se ve lindo, pero cuando en la realidad tiene un aspecto rudo. En caso de duda, busca en e-commerces de renombre.

No combinar el tono de los zapatos con el vestido

Calzado y vestido necesitan estar en la misma sintonía. Hecho. Si tu traje es de color off white, por ejemplo, el calzado también debe serlo.

Muchas novias piensan que la diferencia entre off white y blanco es pequeña. Por eso, no hay problema en combinarlos. Sólo que cuando ponemos una pieza off white al lado de una blanca, siempre se queda con cara de amarillo.

Para acertar a la hora de la compra, lleva un pedacito de tela de tu vestido. Así, puedes comparar las tonalidades y llevar el zapato de novia con el tono más cercano.

Optar por un zapato de color que no tiene que ver con la fiesta

Quien quiera atreverse en la elección del calzado, siempre puede recurrir a un modelo de color. Sólo que es necesario tener cuidado. No se puede usar un zapato de novia de rosa de color rosa o un zapato de novia de color rojo; sino concordando con el contexto de la fiesta.

El calzado es un complemento del vestido. No sirve de nada tener un look completamente tradicional y un calzado de colores en el medio. No va a ser bueno. El color tiene que tener sentido con el look, el estilo de la novia y la temática de la fiesta.

¿Vale la pena apostar por dos pares de zapatos de novia?

Para las novias que aún están inseguras en la elección del zapato, deben de tener en cuenta que siempre pueden utilizar dos modelos (o, incluso, los que gusten). Esto es, así como la tendencia de usar dos vestidos de novia, puedes utilizar los zapatos de tacón (o los más elegantes en la iglesia) y, después, sustituirlos por un modelito más cómodo y menos elegante para la fiesta; de igual forma, puedes cambiarlos hasta el momento en que bailarás con tu esposo. Tú decides el momento perfecto.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad