¿Cuáles son las responsabilidades de una dama de boda?

El gran día se aproxima y los detalles parecen ya estar listos; y a ti te han seleccionado para que formes parte del cortejo de la novia como dama de boda. Si deseas hacer el mejor papel en esta fecha importante, a continuación te decimos cuáles son las responsabilidades de una dama de boda:

Prestar su ayuda en la planificación de la boda:

En ocasiones, los novios pueden planear la boda por sí mismos o contar con un planificador de bodas; sin embargo, sea o no el caso, debes de mostrarte interesada y preocupada por la planificación de este evento tan importante para ellos. Mostrarte interesada dará la mejor imagen de ti como dama de boda; aunque eso sí, no intentes acaparar toda la organización de la misma, ya que además de cansado, probablemente será algo que los novios no deseen.

Portar los objetos de mayor importancia para la novia:

Se trate de los símbolos, un segundo par de zapatos (más cómodos), maquillaje, o algún otro accesorio, tú, como dama de boda, serás la responsable de cargar con estos objetos; por lo que deberás tener especial cuidado con ellos; puesto que la novia se encontrará confiada en que tú te mantendrás al tanto de todo.

Saludas a los invitados:

Puede que no sean parte de tu familia, que no sean tus amigos y que, prácticamente, sean auténticos desconocidos para ti; sin embargo, una de las cosas que se esperan de una dama de boda es que sea amable y respetuosa con los invitados. Lo ideal es que te acerques a ellos y los saludes antes de iniciar la ceremonia y no después de ella o durante la fiesta.

Las responsabilidades de una dama de boda

Las responsabilidades de una dama de boda

Verificar la cauda del vestido durante la ceremonia:

Si la novia seleccionó un vestido de novia que cuente con cauda, entonces tú serás la responsable que cuidarle las espaldas y verificar que la cauda se encuentre en la mejor posición, para que ella pueda lucir perfecta. Serás la responsable de que todas sus fotos sean especiales.

Auxilia a la novia cuando tenga que acudir al baño:

La verdad es que, cuando una mujer porta un vestido de bodas, suele complicarse en demasía una acción tan banal como esta. Por ello, como dama de boda, deberás de auxiliarla en caso de que sea necesario. Esto también implica la cuestión del maquillaje,  si en cualquier momento la novia tiene problemas con él y debe de acudir al tocador, acompáñala y auxíliale en lo que sean necesaria, ya verás cómo ella te lo agradece infinitamente.

Apoyo psicológico:

Al ser un día tan importante para la novia, puede que en algún momento se sienta ansiosa, nerviosa, estresada o con miedo. Si es así, tú, como dama de boda, debes de estar a su lado para conversar con ella, apoyarla y mostrarle que nada malo sucederá en esa fecha. Con simples frases como “te ves hermosa”, “yo estoy contigo”, “la música es increíble”, etc., la harás sentir más cómoda y tranquila.

Ayuda a la novia cuando necesite o quiera cambiarse

Si la novia quiso llevar un segundo atuendo a la boda, la dama de boda debe de ayudarla a cambiarse y evitar cualquier eventualidad que pueda surgir en el momento. Hazte cargo de que todo salga a la perfección, de que el maquillaje quede intacto, así como el peinado, y que se siga viendo maravillosa.

Seguramente, si sigues estos consejos, serás la mejor dama de boda que la novia pudo haber deseado. Recuerda siempre tener la mejor actitud y ayudar a la protagonista en ese día tan especial para ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies