Recién casados, ¿cómo ahorrar en tu vida de pareja?

Mucha gente tiene miedo a tocar ese tema, pero con algunos consejos simples, se pueden cubrir las responsabilidades, soñar y ahorrar para futuros proyectos juntos. A continuación te damos algunos consejos que te facilitarán a ti y a tu pareja esta tarea:

1 – Comunicación

Diálogo y sinceridad son los mejores aliados para cualquier tema en la vida de la pareja, incluso en la cuestión financiera. Hablen sobre ahorrar, sean francos y muestren lo que les desagrada y cuáles son sus metas financieras a corto, mediano y largo plazo.

2 – En el inicio, registrar todos los gastos

Una buena forma de iniciar una vida financiera saludable es ser responsables desde los primeros meses de rutina (pasada la luna de miel). Una buena idea es registrar todos los gastos, por pequeños que sean, en una hoja de cálculo compartida por los dos. Así, se podrán identificar los gastos financieros superfluos, que suelen ser gastos que pueden ahorrarse para llevar a cabo algún proyecto compartido.

3 – Adecuarse

A partir de ahí, montar un nivel de vida acorde con sus ganancias, después de 2 o 3 meses haciendo esta “mini auditoría”, sabrán exactamente cuál es el patrón que tienen que seguir para ahorrar con éxito.

4 – Reserva, ahorra y guarda para los imprevistos

Para la seguridad de la pareja, se debe reservar una parte de ganancias para un ahorro. Tarda un poco en formarse, pero en la práctica, según indican los economistas, el presupuesto debe ser de seis meses el gasto mensual de la pareja. Así, imprevistos, como la pérdida del empleo, enfermedad, entre otros, pueden ser cubiertos sin mayores problemas.

Ahorrar dinero y ser recién casados

Ahorrar dinero y ser recién casados

5 – ¿Tenemos que hacer una cuenta conjunta en el banco?

Aquí vale la pena el conocimiento que tiene el uno del otro. La cuenta conjunta puede ser utilizada con sabiduría. Por ejemplo, aunque uno gane mucho más que el otro, una cuenta conjunta puede ser utilizada para que ambos realicen sus obligaciones (proporcionales o iguales) con la casa.

6 – ¿Quién paga qué?

Por cierto, otra pregunta es ¿quién paga qué? Pueden optar por dividir los gastos o pagarlos proporcionalmente de acuerdo con los ingresos de cada uno.

7 – El presupuesto para el ocio es fundamental

¿Recuerdas esa hoja de cálculo? No caigas en el error de eliminar la cantidad gastada en el placer de la pareja. El secreto aquí, no es acabar con los buenos momentos que tienen de a dos, y sí, adaptar estas ocasiones a su realidad financiera actual. Lo que vale es estar juntos y disfrutarlo, ¿no?

8 – Planifica antes y realiza después

La ansiedad de los primeros meses puede dañar toda la vida futura de la pareja. Es preciso entender que el matrimonio es un plan a medio y largo plazo y tomar en cuenta todos los sueños que van a realizar a partir de él; por lo que necesitan de una buena dosis de planificación. Por lo tanto, escriban metas, compartan proyectos grandes en pequeños pasos y enfóquense en el objetivo final.

9 – No te olvides del futuro

Comprar una casa es un plan realizable. Pero, ¿y retirarse?, ¿se puede y debe planificar? Los expertos afirman que sí. Puedes recurrir a planes de pensiones privados justo al comienzo de la vida de la pareja, cuando las tasas son más bajas; además de ir montando un ahorro para eso.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad