¿Qué hacer con el vestido de novia? ¿guardar o no guardar?

El tiempo pasa, la moda cambia, pero una cosa nunca cae en desuso: el vestido de novia. Sea blanco o de color, tirantes o con mangas, corto o largo, con cola o sin cola, vintage, moderno, con velo largo o corto y hasta sin velo, no importa, la novia que se casa no quiere renunciar a ese tradicional símbolo de la unión entre dos personas. Pero lo que poco se habla; sin embargo, después del día D, es qué hacer con el tan soñado vestido.

¿Qué es lo mejor? ¿Guardar de recuerdo para una hija, sobrina, ahijada o quien quiera que sea? ¿Reformarlo para poder usarlo en otra ocasión? ¿Venderlo? ¿Alquilarlo? A continuación, comentamos algunas de las mejores opciones, para que puedas decidir qué hacer con tu hermoso vestido tras el día de la boda:

¿Vender el vestido de novia?

La primera sugerencia es venderlo. Esto puede ser hecho entre personas que conozcas o a través de tiendas virtuales, tiendas de segunda mano. Además de ganar un dinero extra, liberarás un poco de espacio en tu casa.

¿Alquilar el vestido de novia?

La segunda sugerencia es alquilar el vestido; no obstante, teniendo en cuenta que puede verse comprometido. Si esa es tu elección, tenga en cuenta que un contrato puede ser una buena solución en este caso, con el derecho a fotos y la descripción completa del estado del vestido.

Reformar el vestido de novia

Otro consejo es reformar el vestido, para que puedas utilizarlo en otras ocasiones, sobre todo, si el mismo no es tan tradicional, pudiendo apelar a los recortes estratégicos, escotes, o acortamiento.

Algunos consejos para elegir el vestido de novia perfecto

Algunos consejos para elegir el vestido de novia perfecto

Guardar el vestido de novia

Si eres muy apegada a tu vestido, entonces seguramente desearás guardarlo. También puedes hacer esto para pasarlo a alguien de la familia.

¿Cómo guardar el vestido de novia correctamente?

Antes que nada, vale la pena resaltar que, aunque esta sea la elección de una buena parte de las mujeres, no es tan fácil de poner en práctica; es decir, da un cierto trabajo, sobre todo si tienes la intención de que, dentro de unos pocos años, una hija, sobrina, o conocida pueda usarlo.

En este caso, el principal consejo es no esperar mucho tiempo para realizar los primeros cuidados de conservación del vestido de novia; por ejemplo:

  1. Lleva el vestido a un sitio especializado de lavado en seco.
  2. Ten cuidado en guardar el vestido en un lugar protegido de la luz, el calor y la humedad.
  3. Asegúrate, también, de que el vestido quedará guardado en un lugar con pH neutro y con papel de seda que esté libre de ácidos.
  4. Asegúrate de que la caja que conservará el vestido de novia sea lo suficientemente resistente como para protegerlo de la luz, del polvo y de accidentes, mejor aún, si es de un material transpirable, que no sea de plástico, por ejemplo.
  5. Mantén la caja del vestido en un lugar seco, sin la posibilidad de la presencia de insectos o cambios de temperatura.
  6. Recuerde, siempre, de 6 en 6 meses, limpiarlo y revisar el estado en el que se encuentra.
Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad