Preparativos para la boda: cómo sortear 5 momentos difíciles

Planear una boda, sobre todo cuando el presupuesto es una inmensa preocupación, puede ser una experiencia emocionante, llena de altos y bajos. Equilibrar los deseos de tu familia y de los familiares de tu novio, puede generar ira, angustia y hasta depresión. Por eso, en esta ocasión te presentamos algunos de los principales problemas de planificación de una boda; y la manera de cómo superarlos.

¿Cuánto cuesta una boda?

A pesar de que, desde hace años hayas investigado en blogs y sitios especializados sobre bodas, cuando llegue la hora de organizar los preparativos, seguramente te vas a sorprender. “Debe haber algún error” pensarás, pero no.

Supera este susto haciendo una búsqueda específica en tu ciudad y en los lugares cercanos al lugar donde tienen la intención de casarse; así, una vez que cuentes con una buena base de comparación, podrás conocer los precios que son absurdamente altos y los que, en realidad, son razonables.

Peleas con tu futuro marido

Seguramente vas a detestar la industria de bodas por pedir tanto dinero para una cena con 75 personas. Y, en este período, enojarse con el novio también es algo común, ya que es difícil mantener a raya los sentimientos negativos.

Supera toda esta ira recordando que tú y tu novio están viviendo juntos la misma situación; o, en otras palabras, que forman parte del mismo equipo. Empieza a pensar que el momento implica que ambos se encuentran en contra de la industria de bodas que quiere cobrarles $ 20 mil por un simple almuerzo. De esta forma, podrás evitar peleas, trabajarán juntos y pensarán en cómo eludir los gastos y hacer rendir al máximo el presupuesto disponible.

Consejos para la madre de la novia para prepararse para la boda

Consejos para la madre de la novia para prepararse para la boda

Empezar a pensar que un amigo cercano puede sacar las fotos

Durante la fase de negociación puedes comenzar a pensar que contratar a alguien con poca experiencia, o incluso un amigo para algunas tareas, va a reducir los gastos. Pensamientos como “yo misma puedo hacer mi vestido” van a pasar por tu cabeza.

Supere esto considerando que, en general, no podrás hacer estas tareas tan bien como las ofrecidas en el mercado. Además, a pesar de que los matrimonios más simples son hermosos, si no tienes ningún don para realizar algunas cosas por ti misma, la mejor opción es disminuir las expectativas y contratar los servicios profesionales que se encuentren a tu alcance.

¡Huyamos!

En determinado momento, puede ser que comiences a pelear con todo el mundo y a desear olvidarlo todo. De hecho, incluso, puedes atravesar por un período de depresión. Así mismo, es posible que llegues a la conclusión de que una fiesta de boda increíble no es para ti; y hasta existe el caso de novias que comienzan a pensar en huir del matrimonio.

Para superar esta fase, debes de tener en mente lo que realmente deseas. Si tener una boda grande nunca ha sido su sueño, entonces las cosas, seguramente, serán más sencillas. Pero si estás frustrada con los preparativos, no te rindas. Conversa con las personas más cercanas, pide ayuda y, sobre todo, apóyate en tu pareja.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad