¿Cómo planear una luna de miel económica?

Uno de los elementos de mayor trascendencia en relación con la organización de una boda es, sin duda, la luna de miel. Si deseas organizar una luna de miel, pero no puedes permitirte desembolsar una importante cantidad de dinero, a continuación te damos algunos consejos a tener en cuenta para planear una luna de miel económica y llena de encanto.

Planea correctamente con anterioridad:

Lo ideal es que antes de que termines de organizar por completo todos los elementos relacionados con la boda, también planees detalladamente tu luna de miel. Muchas parejas suelen dejar esto para el último, por lo que se utiliza poco presupuesto para esto. Recuerda que si planificas tu luna de miel correctamente y con el tiempo de antelación necesario, es bastante probable que gastes menos dinero del esperado; ya que tanto reservas en hoteles, como billetes de avión, coches u otros transportes, suelen mantener un precio más bajo a mayor antelación de compra.

-Selecciona la mejor temporada del año para tu viaje:

Como seguramente ya sabes, el precio de boletos de avión y reservaciones de hotel (entre otros servicios) suelen aumentar considerablemente en temporadas altas (vacacionales); por lo que si deseas planear una luna de miel económica, lo mejor que puedes hacer es investigar en qué épocas del año existe menos demanda de estos servicios para poder ahorrar una importante cantidad. Además, no sólo el precio aumenta en las temporadas altas, sino que tú y tu pareja pueden correr el riesgo de no conseguir una reservación en el vuelo u hotel que desean.

Hacer una luna de miel económica

Hacer una luna de miel económica

Busca descuentos o paquetes vacacionales:

Existe cierta clase de paquetes vacacionales “todo en uno” que facilitan en demasía la planeación de una luna de miel; además de que suelen ser más económicos que si preparáramos por separado cada uno de sus elementos. Para ello, pueden ponerse en contacto con una agencia de viajes que les ayude a seleccionar un paquete o plan que se ajuste a sus posibilidades y con el que puedan sentirse cómodos.

Siempre emplea tu tarjeta de crédito con precaución:

Nunca te quedes en números rojos; por ello debes de administrar correctamente tu presupuesto; ya que, si lo excedes, por ejemplo, con otros preparativos propios de la boda, contarás con un monto nulo para tu viaje de luna de miel. Lo mejor es no endeudarse (o hacerlo de una manera razonable), y elegir un sitio que esté al alcance de nuestras posibilidades. No compres un viaje a París o Venecia que no podrás pagar.

Consume de manera local:

Usualmente, los servicios y productos locales presentan un menor precio que lo foráneo. Además, si prefieres un viaje local, te evitarás las denominadas “trampas para turistas”, sitios donde sin duda gastarás una importante cantidad de dinero. Así mismo, si deciden visitar los lugares más importantes y conocidos de una ciudad, el  gasto será mayor; lo mejor es preguntar o investigar con las personas del lugar acerca de lugares buenos, bonitos y baratos.

Si tomas en cuenta estos consejos, seguramente volverás a tu casa, junto a tu esposo o esposa, con hermosas anécdotas y recuerdos inolvidables de su luna de miel.

Recuerda que la luna de miel no tiene que llevarse a cabo, forzosamente en un lugar turístico relevante o en sitios de precio elevado; ya que lo importante de este viaje junto es consumar su matrimonio, festejarlo y mostrarse el amor que se profesan el uno al otro. Lo especial de una luna de miel no lo hace el viaje o los sitios que se vayan a visitar, sino la compañía y el sentimiento del uno y el otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies