Luna de miel en New York

Nueva York es una de las ciudades más visitadas en todo el mundo y, sin duda, una de las más espectaculares del mundo. Aquí encontrarán tantas cosas para ver y hacer, que su luna de miel quedará marcada para siempre.

Clásicos de la dramaturgia romántica tuvieron como escenario la hermosa ciudad de Nueva York, que se transforma con cada estación del año, ofreciendo una infinidad de sensaciones a las parejas de enamorados.

Sobre la Luna de Miel en New York

Nueva York es impresionante todo el año. No obstante, hay que tener en cuenta que en verano las temperaturas pasan de los 30º c y en invierno pueden llegar a los -10 ° C con sensación térmica de -20ºC, a causa de los fuertes vientos. Sin embargo, es precisamente en invierno que la ciudad se encuentra más encantadora por la decoración de navidad, pistas de patinaje en hielo, incluyendo el famoso árbol de navidad del Rockfeller Center, y la nieve que adorna el codiciado Central Park.

Durante el verano, las actividades al aire libre son más atractivas, como un crucero con cena alrededor de la Estatua de la Libertad al atardecer o una góndola veneciana en el lago frente al Strawberry Field – homenaje de Yoko Ono a su marido. A pie o en bicicleta, cruzar el Brooklyn bridge sintiendo la brisa caliente en los rostros es imperdible. Al llegar al otro lado, hay una playa ideal para ver la puesta de sol en Manhattan.

En la primavera, el tono de verde oscuro colorea la ciudad. Las temperaturas más cálidas favorecen los passeos por el Central Park y el Jane’s Carousel en Williamsbug, en Brooklyn. No es difícil encontrar novias en sesiones fotográficas en diversos puntos del parque. Aprovecha la parada para hacer un picnic para dos. En otoño, los colores cambian de nuevo con el surgimiento de diferentes tonos de amarillo. Este clima es perfecto para ir de excursión al aire libre por la mañana, hacer cenas románticas y paseos nocturnos.

Toda una luna de miel en Nueva York

Toda una luna de miel en Nueva York

Atractivos:

– Museos: el Metropolitan, el Museo de Historia Natural, el Museo de Arte Moderno y el Gungenheim son realmente increíbles. Valen cada segundo de la visita.

– Parques: el Central Park, el Battery Park y el High Line Park son obligatorios.

– Musicales de Broadway: además de ser un programa romántico y cultural, es la verdadera definición de espectáculo. Si tienes pocos días, el The Phantom of the Opera y el Wicked son, sin duda, dos visitas inamovibles en tu itinerario.

– Compras: la ciudad está repleta de tiendas perfectas en cualquier rubro. Esto hace de la ciudad un auténtico parque de atracciones temático. Por ello, te recomendamos apartar un día para vivir esta experiencia, ya sea en Tiffany, Bulgari, Apple Store, en la Hershey’s o M&M’s, entre otras.

– Gastronomía: la ciudad siempre despunta en este aspecto. No sólo con restaurantes con estrellas Michelin y de famosos chefs, sino también por sus menús únicos. Un muy buen consejo para enaltecer la experiencia romántica de la pareja en la ciudad es visitar el Food Court del Hotel The Plaza y la Magnolia Bakery.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad