La boda de Meghan Markle y el príncipe Harry

Una boda con alfombra roja de Hollywood

La boda de Harry y Meghan, duque de Sussex, se convirtió en el gran acontecimiento del sábado, 19 de mayo. En un Windsor soleado y entre decenas de rostros famosos, el hijo menor de Diana de Gales y Carlos de Inglaterra se casó con la actriz estadounidense, en una boda de película, llena de detalles, la música y lágrimas de Doria Ragland, madre de la novia. Más de 18 millones de británicos siguieron la ceremonia por televisión (13 millones de ellos por la BBC) y vieron la presentación de la pompa en la Capilla de Saint George; así como a los novios paseando sonrientes por los alrededores de la ciudad. Lo que no pudieron ver fue la siguiente parte: la celebración para 600 personas en el mismo castillo y la recepción en el adyacente Frogmore House, una mansión del siglo XVII, que acabó con una noche de fuegos artificiales.

La fiesta fue ofrecida por el príncipe Carlos a los novios, que se cambiaron de ropa. Esa fue la única imagen que se pudo ver de la celebración: la de los recién casados saliendo del castillo en dirección a la fiesta en un jaguar personalizado y lleno de detalles.

El anillo de Diana en el dedo de Meghan

Para la recepción en Frogmore House los novios intercambiaron sus ropas diurnas para otras propias para la noche. Así, Harry usó un traje negro con corbata mientras la novia apostó por un vestido largo blanco con cuello alto y sin mangas, de Stella McCartney, y zapatos de Aquazzura combinando, con el detalle de que las suelas estaban pintadas de azul.

El detalle más importante del intercambio estaba en su dedo. La duquesa de Sussex exhibía un anillo con una gran agua marina en la mano derecha. Este anillo fue el reemplazo de la gran zafiro azul que Diana llevó después de su separación con el príncipe Charles. El zafiro es el anillo de la solicitud de la boda de William y Kate Middleton en 2010, mientras que el agua marina que Diana usó durante su último año de vida es el que ella misma compró y que representó la imagen de su independencia; ahora Megan lo utilizó en la boda como un regalo de su marido.

Serena Williams, ¿de tenis?

Una de las sorpresas de la noche fue la laureada tenista Serena Williams, quien es gran amiga de Meghan Markle y que asistió a la ceremonia con su marido, el empresario Alexis Ohanian. También llevaron a su hija, Alexis Olympia, de nueve meses, como mostraron en las redes sociales.

Si para la boda Williams usó un rosa con drapeados de Versace, en la fiesta fue con un vestido con top negro y falda estampada de florida, diseñado por la casa Valentino, además de un impresionante collar de diamantes y piedras preciosas de la Bvlgari. Además, dijo adiós a los tacones altos y optó por unas cómodas zapatillas de deporte, confesando que prefería la comodidad.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad