El calzado de la novia

Las novias, el día de su boda, se sienten como la Cenicienta, en la espera de su príncipe que le entregue su muestra de amor: los zapatos. Esta historia es muy romántica pero poco realista. ¿Por qué? Simple, para tu casamiento quien compra y elige el calzado eres tú; puedes apostar que tu novio ni se acuerda de estos detalles, que trascienden la moda, los gustos y se traducen en comodidad. Hablamos de la importancia del calzado de la novia en la boda.

A continuación te orientamos sobre la importancia de seleccionar los zapatos correctos:

Al escoger tus zapatos te recomendamos el punto medio entre comodidad y lo que está de moda. Elige unos que combinen con tu estilo de traje, luzcan bonitos pero que al mismo tiempo sean cómodos; evitarás que durante la fiesta tengas que bailar descalza por las ampollas.

El calzado de la novia debe estar compuesto por dos pares de zapatos

Una alternativa es que tengas dos pares de zapatos: uno formal, y otro casual. El primero lo utilizas para la ceremonia, las fotografías y para la llegada a la recepción; el segundo, que pueden ser zapatillas de ballet, lo guardas para el baile y la fiesta, cuando hayas terminado con el protocolo.

Si no quieres que en las fotos y en el vídeo aparezcan unos zapatos que no tienen nada en común con tu vestido, asegúrate de que se complementen con el diseño del traje y con el tuyo propio.

Toma en cuenta el tipo de tela de tu vestido de novia. Expertos recomiendan que los trajes de seda y de satín deben ir acompañados por zapatos de satín.

Los zapatos en la boda, el calzado de la novia

Los zapatos en la boda (el calzado de la novia)

Puedes elegir entre una infinidad de estilos: abiertos, cerrados, puntiagudos, sandalias, de trabillas, etc. En calzado de la novia hay infinidad de posibilidades, aunque nunca selecciones zapatos de cuero, escógelos de satín o de seda.

Una de los estilos más de moda en calzado de la novia son los zapatos de entrar, que dejan al descubierto y sin amarrar la parte posterior del pie. Pero, cuidado, porque son muy difíciles para caminar y no querrás que en pleno desfile hacia el altar pierdas uno en medio del pasillo.

Un calzado muy favorecedor son las plataformas con trabillas: ofrecen comodidad, altura, y las puedes encontrar en bonitos diseños.

Las novias deben usar un tacón que cumpla con todos los requerimientos de comodidad y con los que sepan caminar bien, sin olvidar el tamaño del novio porque el día de boda ambos deben lucir parejos.

Los tacones altos hacen la diferencia: logran que las piernas luzcan largas y esbeltas, añaden un toque de feminidad. Haz todo lo posible por calzar zapatos con tacón alto, pero sino puedes soportar unos de 3 o 4 pulgadas (8-10cm), opta por unos de 2 (5cm), serán cómodos y le dará el estilo apropiado al ajuar.

Importante: Pruébate los zapatos con el traje, es la única manera de saber que ambos combinan. Trajes elaborados no requieren zapatos del mismo estilo; sin embargo, un vestido simple luce espectacular con un calzado de la novia con ornamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies