Beneficios de tener un planificador de bodas

¿Irías con cualquier dentista a que te haga un tratamiento importante en tus dientes cuando el resultado es para toda la vida? No siempre lo más barato es la mejor opción y mucho menos en algo tan delicado. De esta misma manera, no dejes tu gran evento en manos de alguien que no sea profesional.

Tener una planificadora de bodas, puede ser tu mejor inversión. Tener su ayuda, no significa que tu no decidas cómo quieres tu boda.

Si eres de las que quiere hacerlo todo sola porque lo has soñado toda tu vida, lo puedes hacer. Aun así no descartes contratar alguien que te ayude en los aspectos que jamás te habías imaginado. Planear una boda no es únicamente hacer que todo se vea bonito. Hay temas más importantes como el presupuesto, itinerario, pagos, contratos, horarios, papelería, proveedores, etc.

Beneficios de tener un planificador de bodas

Beneficios de tener un planificador de bodas

Presupuesto. Les ayudarán a organizarlo todo dentro de un presupuesto, mediante el uso de sus contactos establecidos en la industria para obtener el mejor trato posible. Un planificador profesional, en cuestión de minutos te puede decir lo que te alcanza.

Menos estrés. Pueden planear juntos su boda sin peleas ocasionadas a veces por no encontrar la respuesta o por ofuscarse por tanta información.

Significa más tiempo libre en pareja. Que la planeación los una y no los separe. ¿Han escuchado de algún conocido, que faltando poco para la boda se la pasaban enojados? De esa forma, la planeación no será tan linda como debería.

Ahorras mucho tiempo. Cuántas horas puedes pasar buscando información en internet, haciendo llamadas a todos los hoteles, pidiendo cotizaciones y esperando a que te lleguen. Un planeador te ayuda a ver lo mejor para ustedes, enviándoles opciones personalizadas, seguras, concretas y a su medida. Decidir sobre lo real, lo que es lo mejor para ustedes.

Dejas de soñar y ves la realidad. Alguien con los precios frescos en la mente te puede ayudar por ejemplo, a elegir las flores y la decoración, eliminando las conjeturas de lo que se puede o lo que te gustaría pero no te alcanza. Será su guardia para cualquier pregunta o asesoramiento durante la planificación, hasta el día de la boda

El día de la boda. ¿Qué harás ese día con todo lo que contrataste?.. contactos, horas de llegada, decirle a tus familiares y amigos donde colocarse en la ceremonia, avisarle a todos lo que tienen que hacer, las lecturas, los momentos de los padrinos, buscar tu ramo, revisar la música, luz y sonido, la asignación de mesas, etc, etc. Te puedes volver loca y tu boda se te pasaría de noche. Tu coordinador te guiará sobre todo esto y más, para que tú disfrutes. Ella será tu único punto de contacto. En lugar de tener que hablarle a 10 proveedores diferentes, tu planeador será el único intermediario. Sabrá mejor que nadie tu visión de la boda y sabrá cómo comunicar eso a sus proveedores. Te dará el acceso a su red de proveedores de confianza. Una red que le ha costado años de experiencia reducir a la mejor calidad, servicio y confiabilidad de cada uno y probablemente con un mejor precio. También le puede informar sobre las tendencias futuras para bodas y te puede asesorar sobre cómo incorporarlos a la suya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies