7 personas para no invitar a la boda

Con certeza, la lista y la definición del número de invitaciones de boda que serán enviados son el inicio para las diversas tareas que los novios tienen por delante en la organización de tu boda. Por eso, es importante controlar la euforia para no cometer excesos en ese detalle, que hará toda la diferencia en el presupuesto. Claro que a los novios les gustaría tener a todos sus familiares y amigos presentes para dar testimonio de esa unión, pero muchas veces el bolsillo o el lugar elegido no permiten.

Invitados de boda

No tengan miedo de cortar algunas personas.

Así, para ayudarte en esta difícil decisión, a continuación te damos algunos consejos sobre 7 personas que tal vez puedan eliminar de tu lista de invitados:

1. Amigos complicados

Si tienen algún amigo que saben que puede perjudicar el día, déjenlo fuera de la lista. Claro que, a pesar de los pesares, si ese amigo es un estupendo compañero y el cariño supera todos los incidentes, no pienses dos veces en invitarlo.

2. Familiares lejanos

Olvídense de las personas que forman parte sólo de la vida de sus padres o de sus abuelos. Aquel primo de su abuelo que no ves desde hace veinte años, aquella maestra de tercer grado, etc. Si este pariente ni siquiera sabía que estabas comprometida y se entera del matrimonio sólo cuando recibe la invitación, ya sabes que se trata de una persona que se encuentra lejos de su vida cotidiana.

Personas a las que no debes invitar a tu boda

3. Compañeros de trabajo

La palabra lo dice: compañeros y no amigos. Son aquellos con los cuales tienen menos intimidad, aunque se vean todos los días y compartan el mismo entorno de trabajo. No se sientan presionados por invitarlos. Después de la boda pueden optar por hacer un almuerzo informal, con los menos cercanos.

4. Jefe

Sigan el mismo criterio. Si no tienen una relación de amistad e intimidad con su jefe fuera del ambiente de trabajo, es mejor no invitarlo. No se sientan presionados sólo por la posición que ocupa.

5. Amigos del pasado

Nos referimos a aquel mejor amigo o amiga, del jardín de infancia o de tu antiguo barrio. A no ser que se mantengan en contacto y compartan momentos especiales de su vida, no es necesario invitarlos. Es normal que nuestro círculo de amistad cambie a lo largo de la vida y no deben sentirse culpables por ello. Después de todo, si no tienen más afinidad, ese amigo de la infancia tampoco estará cómodo en una fiesta donde no conoce a nadie.

6. Los ex

A menos que mantengan una buena relación con sus ex, es mejor dejarlos fuera. Si todavía hay heridas por alguna de las dos partes el clima puede ser extraño e incómodo. Pero si en tu caso es diferente y tiene sentido invitar a tu ex, que hoy es un gran amigo, habla con tu pareja para saber exactamente cómo se sienten acerca de esta invitación.

7. Amigos de redes sociales

¿Te imaginas el tamaño de su lista si invitas a todos tus amigos del Facebook? Mejor, reserven estos lugares para sus amigos reales, que han acompañado su trayectoria como pareja.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad