6 cosas que debes saber antes de elegir el color de la boda

Después de responder a la pregunta “¿Te casarías conmigo?”, llega la hora de elegir todos los detalles del gran día. Esto va a incluir lugar, cantidad de invitados y, por supuesto, el color de la boda. Sea cual sea el tono elegido, es importante pensar con cuidado y tener en cuenta algunos detalles importantes acerca de la elección. Antes de elegir, echa un vistazo a algunos consejos que hemos seleccionado para ti:

1 – Elije con antelación el lugar de la boda

Las instalaciones del lugar van a afectar directamente en la elección del color de la boda. Imagina que deseas más que nada tener una boda con decoraciones en dorado. Pero cuando eliges el lugar, te das cuenta que se encuentra decorado con lámparas de araña y objetos plateados, algo que choca directamente con el dorado. Para no pasar por este tipo de problemas, selecciona primero el lugar, para luego pensar en la decoración y en la paleta de colores.

2 – Mantén la formalidad en mente

Los colores llevan en sí determinadas sensaciones. El oro, por ejemplo, es un color sofisticado y elegante. El turquesa y el color rosa, son colores más alegres y relajados. Si vas a casarte en una posada rústica, elije colores que vayan con el ambiente. Por ejemplo, si vas a casarte en un salón sofisticado, tal vez sean más adecuado tonos de azul y colores más elegantes.

3 – Elegir un color de catálogo de colores como guía

Los colores que ves en internet pueden no cuadrar con los catálogos de colores de las empresas que se dedican a la decoración de las bodas. Por ello, lo ideal es acudir con diversas empresas y solicitarles uno o más catálogos.

4 – No te olvides de los tonos neutros

A la hora de pensar en el color de la boda, es común elegir sólo los tonos que llaman más la atención, pero también es necesario pensar en un color de apoyo. Por ejemplo, si quieres una boda azul y rojo, ¿qué tal usar el blanco como tono de apoyo? ¿O beige? No importa cuán colorido deseas que sea tu boda, un color neutro, suave, es necesaria para balancear frente a los tonos fuertes.

5 – Piensa en texturas y luces

El color de la boda es el elemento más importante, pero también hay que pensar si vas a utilizar alguna textura; así como en la iluminación. Esto va desde el papel de la invitación hasta los moldecitos de dulce, pasando por el ramo y los zapatos. Puedes usar el mismo color con diferentes texturas, dando una sensación diferente a la decoración.

6 – Limita tus colores

Creo que esa es la sugerencia más importante, en relación a los colores de la boda. Puedes encontrar muchos colores espectaculares y querer detalles en los más diversos tonos, pero es preciso limitarte para que la decoración no quede saturada. Por ejemplo, se hace muy difícil trabajar con muchos tonos de un mismo color o con muchos tonos de colores diferentes. Elije uno, dos o, como máximo, tres colores. De esta forma, tendrás una decoración armoniosa.

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad