5 gastos tras la boda que no puedes olvidar

Es normal que los novios queden completamente absorbidos durante la planificación de la boda. Todas las cuentas están hechas cuidadosamente. Los pagos son programados con antelación. Algunas parejas preparan hojas de cálculo y anotan sus compromisos en una agenda, todo esto para que no sean sorprendidos con gastos inesperados. Pero no sólo antes de la boda existe preocupación por el dinero. Hay gastos de después de la boda, muy comunes y frecuentes, que no se pueden olvidar a la hora de hacer el presupuesto.

Estos gastos deben entrar en la hoja de cálculo del presupuesto de la boda, incluso antes de que se casen. Nadie quiere empezar una vida de a dos, teniendo deudas inesperadas.

Los elementos que seleccionamos a continuación son sólo algunos de los gastos de post-boda que pueden surgir. Consideramos que son algunos de los más comunes, mismos que muchas parejas acaban olvidando.

1. Impresión de fotos

Probablemente pedirán un álbum de fotos con el fotógrafo, y eso ya está incluido en el precio acordado; sin embargo, serán sólo algunas las fotos que estarán en el álbum. Por ello, destina cierta cantidad de dinero para imprimir sus fotos favoritas; para distribuir entre los amigos, colocar en + porta-retrato; o bien, hacer un poster para su casa.

2. Lavado del vestido y del traje

Es claro que el vestido y el traje van a ensuciarse durante el matrimonio. Sean alquilados o comprados, tanto el traje como el vestido seguramente van a necesitar un lavado tras el gran día. Contempla el dinero necesario para enviarlos a la lavandería. No te arriesgues a estropear este tipo de ropa lavándola en casa.

3. Cambio de nombre

Muchas mujeres optan por tener el apellido de su esposo. Por lo que esto puede implicar un gasto en el cambio de los documentos. Si es tu caso, tendrás que pagar cierta cantidad en la oficina de registro y mandar rehacer todo, desde la cédula de identidad, hasta la tarjeta del banco y tu pasaporte. Renovar documentos cuesta dinero y tienes que estar consciente de esto.

4. Reparaciones en el vestido o traje

Puede ser que tu vestido o el traje de tu esposo necesiten de alguna reparación después de lavados. Las costuras pueden ceder un poco y es común que aparezca alguna rasgadura. Encuentra una costurera de confianza y haz que los reparen, en caso de que sea necesario. Aunque sea una reparación simple, es mejor tenerlos perfectos. Por cierto, si es de alquiler, puede que tengas que pagar una tasa extra al local, en caso de que algo suceda. Guarda una cantidad para imprevistos de este tipo.

5. Regalos que no obtuvieron

Por más que tengas una lista de boda, siempre va a faltar algún elemento que los invitados no han comprado. Si tu casa es nueva, será necesario tener un dinero ahorrado para comprar estos artículos que no pudieron conseguir. Imagina empezar su vida de casados, sin vasos; o sin cubiertos. ¿Mejor prevenir que lamentar, no crees? No esperen que sus invitados les regalen todos los elementos que ustedes marcaron en la lista de presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies