5 cosas que no debes hacer al elegir el vestido de novia

La elección del vestido de la novia es, sin duda, uno de los momentos culminantes en los preparativos de la boda, así como uno de los más emotivos. Por ello, ten presente que esta decisión depende de ti y evita la siguientes 5 cosas, para elegir, así, el vestido ideal para el que será, probablemente, el momento más importante de tu vida:

1 – No creas todo lo que ves en la TV

Películas, novelas e incluso programas de televisión muestran la elección del vestido, muchas veces, como un evento que necesita de mucho drama y emoción. En el programa estadounidense “Say Yes to the Dress” (En inglés, di sí al vestido), las novias, lloran, gritan, hacen rabietas, llevan a la madre, a la suegra, primas, hermanas y tías.

Sin embargo, esto no se corresponde con la realidad de la mayoría de las novias de la vida real. El momento de la elección implica el análisis de muchos aspectos de los vestidos, con varias pruebas y la ayuda sólo de algunas personas muy cercanas, como una madrina y la madre de la novia. Llevar mucha gente el día de la elección, sólo va a estropear el momento, después de todo, ningún vestido gustará a todos y esto sólo hará que te pongas nerviosa e indecisa.

2 – No tengas prisa

Querer comprar el vestido con prisa puede ser la receta del arrepentimiento. Así, lo ideal es tomarte tu tiempo para la elección del vestido. Sin embargo, tampoco se recomienda dejar para última hora su compra, después de todo, la elección no es fácil y muchas veces es necesario hacer varios ajustes y probar el vestido varias veces hasta que quede perfecto en tu cuerpo. Por eso, deja la ansiedad de lado, prográmate y realiza todo con calma, tiempo y planificación.

3 – No te quedes parada durante la prueba

Cuando estás probándote los vestidos en la tienda, no te quedes solo mirando el vestido delante del espejo, parada o solo haciendo poses. Camina, salta, siéntate, agáchate, en fin, no te quedes quieta.

Además, trata de abrazar y saludar a alguien. Simula tu actividad en el día de la boda, así sabrás si el vestido es cómodo y si te permite moverte libremente. Esta prueba de movimiento con el vestido es esencial para evitar problemas en el día de la ceremonia.

Lleva pocos acompañantes a la prueba del vestido

Lleva pocos acompañantes a la prueba del vestido

4 – No te olvides que te vas a tomar fotos con este vestido

Pocas tiendas van a permitir que te tomes fotos con los vestidos que estás experimentando, pero si lo hacen, tómate fotos con y sin flash, en diversos ángulos. Haciendo esto, podrás analizar si el vestido va a salir bien en la foto y si te gusta como te ves con él en las fotos.

Vestidos con tejidos como el tafetán y seda pueden aparecer muy brillantes en las fotos con flash, por lo que es importante tener en cuenta esto a la hora de la elección y contar con el trabajo de un buen profesional que sepa de fotografiar.

5 – No te olvides que el novio existe

Sabemos que tradicionalmente la elección del vestido es exclusiva de la novia y el novio no puede ver el vestido hasta el día de la boda. Sin embargo, también puede tener sus preferencias y querer opinar al menos en el estilo del vestido, incluso sin verlo. Si consideras importante tomar en cuenta su opinión a la hora de elegir, no dejes de hacerlo por creer que estarás rompiendo una regla, ya que esto es algo totalmente aceptable. Hablen y juntos decidan sobre el vestido, si lo estimas conveniente.

 

Mas informacion sobre este tema

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Responsable: Octavio Ortega Esteban
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Octavio[arroba]kerchak.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad