5 consejos para ahorrar en el buffet de la boda

Los precios del buffet de la boda no suelen ser baratos. Para conseguir que el precio disminuya, es preciso tener algo creatividad y la colaboración ideal con el proveedor elegido.

La media de precios asusta un poco cuando los novios comienzan a buscar opciones y, muchas veces, la primera reacción es el desánimo – principalmente a la hora de multiplicar el valor por la cantidad de invitados en la lista. ¡Pero no se den por vencidos! Siempre existen alternativas interesantes para conseguir precios más atractivos, sin la necesidad de renunciar a la calidad del desayuno.

Todo se resume a la creatividad y la toma de decisiones inteligentes. Hay alimentos que son más baratos que otros, y algunas sustituciones pueden hacer que el precio del desayuno caiga, incluso, a la mitad. ¿Qué les parece servir una comida más simple, pero igual de sabrosa, en lugar de optar por una cena con salmón o cortes finos? Un menú personalizado es la elección perfecta para aquellos que quieren ahorrar sin perder el sabor.

Toma nota, a continuación te presentamos 5 consejos para ahorrar en el buffet de la boda:

Si deciden servir carne, elijan cortes no tradicionales:

Por ejemplo, si eligieron pescado, ¿por qué no servir tilapia en lugar de salmón? En relación a la carne, no necesariamente debe ser un filet mignon. Pueden planear una carne asada, con cortes más barato, con una salsa y una deliciosa guarnición. Pensar fuera de la norma es el primer paso para ahorrar.

Utiliza desechables:

La vajilla es muy cara y lo peor es que se puede romper (algo, por demás, bastante usual en las bodas), generando costes adicionales que probablemente no tomarán en cuenta. Hoy en día hay desechables grandes, hermosos, y que te ayudarían a ahorrar mucho en la preparación de la comida para tu boda.

Cambia los canapés por una mesa de alimentos fríos:

En lugar de gastar más dinero con las opciones de canapés, que dependen de camareros para servirse, se puede planear una mesa de alimentos fríos donde los propios invitados se sirvan. Deja platitos a su disposición y ellos mismos podrán elegir lo que más les apetezca. Algunas opciones como galletas saladas, quesos, frutas, cortes de jamón, entre otros elementos, serán suficientes para consentir a los invitados.

Cambia un gran pastel por uno más pequeño y simple:

Elige un pastel más pequeño para la mesa y para las fotos. Prepara rebanadas de pastel o cupcakes para servir a los invitados. Un pastel excesivamente decorado suele costar mucho más que un pastel sencillo y de las dimensiones precisas para repartirlo entre los invitados. Así mismo, si ahorras con un pastel más pequeño y sencillo, podrás colocar una mesa con más dulces y cupcakes, entre otros postres o golosinas.

Coloca una mesa de golosinas:

Bombones y dulces finos suelen ser muy caros y requieren de un tratamiento especial, pues se derriten y pierden fácilmente su forma y/o decoración. Al crear un espacio con dulces como caramelos y chocolates, ahorrarás dinero y harás felices a tus invitados (sobre todo a los más pequeños).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies